fbpx
  • Clases de robótica para niños en Salamanca

Clases de robótica para niños en Salamanca

Las clases de robótica para niños en Salamanca son una tendencia en auge y nos proporcionan una motivadora posibilidad de mejorar las habilidades y competencias de nuestros hijos. La atracción y la diversión están aseguradas.

Vamos a explicar en qué consiste esta actividad extraescolar, por qué es tan conveniente iniciar en ella a los peques y qué lenguajes de programación son los idóneos para empezar. Además, terminaremos con una recomendación del mejor lugar para llevar a cabo estas clases infantiles. ¿Vamos con ello?

Robótica infantil: qué es y qué ventajas ofrece

Apuntar a los niños a clases de apoyo escolar está muy bien y, en muchos casos, resulta la mejor inversión que unos padres pueden hacer. Sin embargo, existen otras materias con las que los más pequeños pueden desarrollarse mental y competencialmente en gran medida. Por ejemplo, las clases de informática, el diseño gráfico para niños y, sin duda, nuestras clases de robótica.

¿En qué consiste esta disciplina?

La robótica educativa o para niños es una enseñanza práctica, lúdica y multitarea. De hecho, incluye actividades como la robótica propiamente dicha, la programación, la electrónica, el lenguaje y la creatividad. El principal objetivo es iniciar a los pequeños, de forma divertida, en la tecnología, despertando su interés por ella.

Los alumnos descubren la pasión y las ganas de relacionarse con robots a través de programas y prototipos, lo que deriva en un desarrollo exponencial de nuevas competencias, intereses y líneas de pensamiento.

Estas materias no solo forman parte fundamental de lo que, en un futuro, van a necesitar profesionalmente. También nos permiten ayudarles a mejorar su adquisición de conocimientos, yendo desde lo material hacia lo abstracto.

Robótica para niños en Salamanca

Ventajas de la robótica para niños

Los padres siempre queremos lo mejor para nuestros hijos. Por eso, nos planteamos en todo caso, antes de decidir respecto a ellos, qué beneficios concretos les va a reportar cada elección.

Estos son los que van a encontrar al familiarizarse con la robótica:

– Aprenden jugando.

– Desarrollan su capacidad y su curiosidad científicas.

– Potencian su habilidad para estructurar y solucionar todo tipo de problemas.

– Se comprometen con el saber para obrar. Es decir, descubren que tener conocimientos es la antesala de la acción eficaz.

– Se acostumbran a gestionar sus propios proyectos. Los conciben, los inician, los desarrollan, los validan y los finalizan.

– Se familiarizan con el éxito y el fracaso en la realización de proyectos, algo que viven de manera natural y siempre motivadora.

– Desarrollan habilidades de trabajo en equipo, comunicación grupal, liderazgo, emprendimiento y aprovechamiento de los errores como impulso para superar nuevos retos.

Herramientas y lenguajes robóticos para niños

¿Por dónde empezamos? Evidentemente, según la edad de los alumnos conviene enfocar las clases de robótica para niños en Salamanca de diferentes maneras.

Planteamos a continuación unas consideraciones generales distribuidas por edades, ideales para empezar a conocer cómo se trabaja esta materia con niños:

Entre 3 y 6 años. Nuestro objetivo con los más pequeños es familiarizarlos con el mundo de la programación de una forma natural, de manera tan lúdica como formativa. Los juegos de lógica y los movimientos físicos vienen muy bien, al tiempo que puzzles, retos y enigmas que exigen creatividad les ayudan a desarrollar su pensamiento computacional. A partir de los 4 años, empezamos a trabajar con ordenadores o tablets, e incluso es posible iniciarlos en la programación de bloques.

Entre 7 y 10 años. Cuando la lectoescritura ya se encuentra avanzada, la posibilidad de aprender a programar crece exponencialmente. La programación visual por bloques se convierte en el recurso principal de trabajo. Plataformas como Code.org, Tynker, CodeSpark, Code Monkey y Scratch ofrecen material didáctico atractivo. Pero siempre se trabaja mejor junto a otros niños y con los profesores especializados de una buena academia. También es el momento de empezar a programar por bloques mediante robots.

Infórmate

Entre 10 y 15 años. Es el periodo perfecto para comenzar a escribir las primeras líneas de código en diferentes lenguajes. En todo caso, partiendo de una programación visual y por bloques. Para recibir los primeros conceptos básicos se utilizan puzzles muy gráficos. Poco a poco, se avanza con retos de edición en JavaScript o Python, así como con progresivas aplicaciones para móviles.

A partir de 15 años. La creación de contenido con código permite empezar a diseñar aplicaciones, videojuegos y otros contenidos robóticos.

Dónde empezar estas clases

En Academia Parque Picasso atesoramos una cualificada experiencia tratando con niños. Contamos con profesionales entregados, que combinan los conocimientos técnicos con la pasión por enseñar a los niños.

Nuestras clases de robótica para niños en Salamanca cuentan, por ello, con una incontestable calidad: a los niños les encantan y aprenden muchísimo desde el primer día. ¡Somos la opción más recomendable de nuestra ciudad!

También te puede interesar

Academia Parque Picasso: miniatura clases diseño gráfico Salamanca

Clases de diseño gráfico

Academia Parque Picasso: miniatura curso office particulares Salamanca

Curso de Microsoft Office